Casinos en línea regulado vs. No regulados: lo que debes saber

El sector de los casinos en línea lleva en escena sólo algo más de dos décadas. Pero, durante este periodo, se ha convertido en una potencia dentro de la industria de los juegos de azar, hasta el punto de casi superar a los casinos físicos como forma más popular de juego.

Los favoritos casinos seguros de Maredata:

AgentSpins Casino

Bono 400% hasta 800€

Calificación del usuario:
star star star star star
9.9/10
Visitar
Vegasplus casino

Paquete de bienvenida 2250€. Сonsigue tu bonificación del 125% + 100 giros gratis

Calificación del usuario:
star star star star star
9.8/10
Visitar
20bet

Bono 100% hasta 120€ + 120 tiradas gratis

Calificación del usuario:
star star star star star
9.7/10
Visitar

Sin embargo, desde que existe la industria del juego online, han aparecido muchos sitios de apuestas en línea sin licencia para operar y que tientan a nuevos clientes para que se registren con ellos con políticas de venta muy agresivas y ofertas de infarto.

Por supuesto, no hay nada inherentemente malo en un casino no regulado. Pueden seguir ofreciendo una buena variedad de tragaperras y juegos de mesa como los dados, el bacará, la ruleta y el blackjack. No obstante, las posibilidades de que un casino en línea no regulado estafe a sus clientes son mucho mayores que las de que ocurra lo mismo con los clientes que se registran en un sitio de juego regulado y con licencia.

En este artículo vamos a hablar de las principales diferencias entre los casinos online regulados y los no regulados para ayudarte a entender por qué debes evitar jugar en estos últimos y limitarte siempre a los sitios de juego online con licencia.

Juego legal

El juego legalizado ya no es un tema tabú en muchos países del mundo. Con autoridades reguladoras de renombre como la Comisión del Juego del Reino Unido, la Autoridad del Juego de Malta o la Dirección General de Ordenación del Juego en España, los jugadores de hoy en día pueden apostar en línea con la plena confianza de que su información privada y financiera estará completamente segura y protegida.

Casinos en línea regulado vs. No regulados

Para obtener una licencia, un casino en línea que quiera caminar por el sendero de la legalidad debe cumplir con requisitos de seguridad muy estrictos y altos estándares de calidad y, además, demostrar que los mantiene durante el tiempo que dura su licencia en todos los aspectos regulados por la misma.

Por el contrario, los casinos online no regulados prosperan en el llamado mercado gris. No operan con licencia y aunque eso no significa necesariamente que el objetivo de todos ellos sea el de estafarte, es prácticamente seguro que muchos de ellos quieran hacerlo. Significa que el sitio no se adhiere a ninguna entidad reguladora legal y reconocida.

Esto tiene como consecuencia básica, entre otras muchas, que no hay forma de saber con certeza si los juegos que ofrece son justos o están amañados, o si tu dinero y tus datos personales y económicos están seguros y protegidos, hasta que hayas probado el sitio el tiempo suficiente como para acabar enterándote, seguramente con el mayor de los disgustos, por decir poco.

Bonos, promociones y ofertas

Otra característica que diferencia a los sitios regulados de los no regulados y que es importante tener en cuenta en todo momento son los esquemas de bonos.

Los casinos en línea no regulados tienen la costumbre de ofrecerte asombrosos bonos de bienvenida y recompensas de fidelización, todo ello en un esfuerzo por conseguir que te registres. Dicho esto, cuando te registres, te darás cuenta de que estos sitios suelen tener requisitos de apuesta más estrictos que hacen que sea muy difícil conseguir el bono y retirarlo.

Por el contrario, los casinos online regulados rara vez pueden igualar los impresionantes bonos que ofrecen los casinos no regulados. Sin embargo, lo más importante es que siempre ofrecen términos y condiciones más favorables y razonables.

Y, cuando se mira el resultado final, esto es lo más importante. Un generoso bono por valor de miles de euros no sirve de nada si nunca se pueden cumplir los requisitos de apuesta y llegar a cobrar las posibles ganancias obtenidas con el mismo.

Siempre es mejor aumentar tu bankroll con un bono realista y no lidiar con condiciones de apuesta que no se pueden cumplir.

Países y regiones restringidos

Las restricciones geográficas implican, en pocas palabras, que los operadores regulados sólo pueden ofrecer sus servicios en los países para los que han obtenido licencias.

Este es un tema importante en el mundo del juego, y que afecta especialmente a los jugadores que quieran limitarse a jugar exclusivamente en casinos online regulados. Este tipo de restricciones podrían parecer una desventaja para los casinos en línea regulados, pero son una consecuencia práctica y razonable de los requisitos de licencia que estos sitios tienen que cumplir.

Por ejemplo, si la Comisión del Juego del Reino Unido regula el sitio, seguramente éste no podrá aceptar jugadores de Estados Unidos. Esto se debe puramente a los diferentes requisitos legales y suele dar lugar a una larga lista de países excluidos en los que un determinado casino no ofrece sus servicios.

Por otro lado, los sitios no regulados no son tan exigentes en cuanto a qué jugadores aceptan o no. A menudo admiten jugadores de casi todos los rincones del mundo, siempre que tengan la edad legal para jugar.

Desde el punto de vista del jugador, esta accesibilidad y facilidades de admisión, son alguno de los motivos que les llevan a acabar en sitios online no regulados.

Desarrolladores de software variados y de renombre

Aparte de comprobar las licencias del sitio, una buena manera de determinar si un casino en línea está regulado o no es revisar sus proveedores de software destacados.

Cuando juegas en un casino online regulado, puedes disfrutar de magníficas vídeo tragaperras y juegos de proveedores innovadores como NetEnt, Microgaming y Evolution Gaming.

Casinos en línea regulado vs. No regulados

En cambio, un sitio de juego no regulado no tendrá tantas compañías de software de casino en su plataforma como lo haría un casino online con licencia y regulado. En la mayoría de los casos, estos sitios sólo ofrecen juegos de un proveedor de software, que impulsa todas las facetas de su plataforma, desde la banca y los juegos hasta la atención al cliente.

Los casinos online regulados son mucho más atractivos para los proveedores de software de buena reputación, que pueden confiar en las licencias como prueba de validez. Por ello, los casinos en línea regulados pueden elegir entre una enorme selección de empresas cuando se trata del contenido que quieren incluir en su sitio.

Conclusión

Como siempre hacemos en nuestro portal, te recomendamos que juegues siempre en sitios regulados. Hemos expuesto los principales motivos por los que consideramos que deberías hacerlo, pero uno de los más importantes lo hemos dejado parta el final.

Cuando juegas en sitios no regulados, la autoridad reguladora de tu país no va a poder defenderte en caso de que exista un problema entre tú y tu sitio de juego no regulado, ya que solo puede intervenir en disputas que se den entre jugadores honestos y casinos regulados. Así que, si todavía tenías dudas sobre en qué tipo de casinos online debes jugar, esperamos que ésta última recomendación te convenza definitivamente.

Juega siempre de forma segura y responsable.